miércoles, 2 de julio de 2014

Tengo biopolímeros en mi cuerpo ¿Qué debo hacer?

Los biopolímeros son compuestos que han sido utilizados para el relleno y aumento de diferentes partes del cuerpo (en especial de glúteos y cara). De dudoso origen (e ilegales en la mayoría de los países), han producido grandes daños en la mayoría de las pacientes que han sido víctimas de estos procedimientos.

Por lo general, el uso de biopolímeros resultan peligrosos, ya que producen una reacción inflamatoria que no se puede predecir, de difícil control y que muchas veces afecta la salud del paciente: infecciones y dolor crónico, es decir, por tiempo prolongado, además de defectos físicos como cambios en el color la textura de la piel y deformidades como edema o hinchazón por retención de líquidos que ocasionan aumento en el tamaño del área afectada, observándose alteraciones en la parte que ha sido inyectada con estos productos. 

El uso de biopolímeros puede desencadenar algunas reacciones en tu cuerpo:

1.   Excesiva reacción inflamatoria en el organismo, granulomas, porque el organismo identifica al
biopolímero como un objeto extraño y se desencadena una reacción defensiva.
2.   Pueden migrar del lugar donde fueron infiltrados creando complicaciones a distancia.
3.   La mayoría de las veces no tienen ningún control sanitario, lo que aumenta el riesgo de complicaciones y efectos secundarios por infección.
4.   Alergias, fibrosis, lesiones y cambios en la textura de la piel. 

Los signos locales más comunes son: inflamación, irregularidades en la piel, edema, cicatrices queloides, hiper o hipopigmentaciones, ulceraciones, endurecimiento, necrosis y fístulas, en raros casos, en los que la sustancia sale con un aspecto de crema dental. Las ulceraciones tardan meses o años en sanar, pero generalmente curan con el tiempo. 

Los síntomas generales más comunes son: dolor, fiebre, decaimiento, dolores articulares, somnolencia, malestar general y depresión.

Una de las consecuencias más graves de la aplicación de biopolímeros, es que es muy difícil su extracción. Algunos cirujanos y médicos se están especializando en su extracción mediante diversas técnicas quirúrgicas. El tratamiento consiste fundamentalmente en controlar los síntomas, como la inflamación, por medio de analgésicos, antihistamínicos y antiinflamatorios no esteroideos. Se debe también realizar la extracción de las sustancias, inmediatamente, para evitar las ulceraciones (proceso de necrosis que produce una úlcera)
Además de las complicaciones físicas, problemas psicológicos y de autoestima, los biopolímeros alteranz la calidad de vida de los pacientes afectados.
La Doctora Nora Sánchez actualmente realiza extracción de biopolímeros mediante cirugía. Muchas variaciones y mejorías se han conseguido en el transcurso de más de 10 años de experiencia, donde hace 5 años para acá, se ha incrementado la consulta por estos casos. Cicatrices ocultas, mayor cantidad de sustancia extraída, corrección de flacidez mediante dermolipectomia, entre otros; permiten actualmente a los pacientes recuperar su calidad de vida y, en los casos que así sea posible, mejorar el aspecto estético del área que haya sido afectada.

Mientras tanto te recordamos que debes tener una serie de cuidados de por vida como lo son:
1.     No exponerse al sol.
2.     Evitar calor por períodos prolongados de tiempo.
3.     Usar ropa interior de algodón.
4.   No realizarse tratamientos estéticos invasivos (que atraviesen la piel) o que generen calor, como la carboxiterapia, lipoesculturas, hidrolipoclasia, mesoterapia, ultrasonido, ultracavitación, láser, inyecciones de corticoides, etc.
5.     No masajear la zona, cuidarse de caídas, golpes o traumatismo. 
6.  No debe inyectarse medicamentos intramusculares en la zonas rellenadas con biopolímeros. Debe optar por inyectarse medicamentos en brazos y/o muslos.
7.     No realizar ejercicios de alto impacto (como correr). Optar por ejercicios bajo impacto, como nadar, spinning, caminar, pilates, yoga, etc. Siempre teniendo cuidado con algún golpe o caída.
8.     Y por supuesto, evitar volverse a inyectar sustancias desconocidas.

Te recomendamos consultar siempre con profesionales expertos, sabes que es más importante tu vida y tu salud que tu belleza o tu economía.

0 comentarios:

Publicar un comentario