miércoles, 29 de octubre de 2014

¿Dónde realizarse una cirugía plástica?: Una cuestión de seguridad

Los modelos de belleza son la guía actual para que muchas mujeres y en algunos casos, también hombres, no consideren los riesgos de practicarse procedimientos en lugares inadecuados y por personas no preparadas debidamente para ello. Al hacerlo, muchas veces en vez de mejorar su aspecto físico, terminan afectándolo y lo que es más importante, afectando su estado de salud.

Las personas continúan recurriendo a sitios no especializados para realizarse procedimientos que no se hacen en quirófanos (salas de cirugía especializadas), ni con asistencia de profesionales cirujanos y anestesiólogos, ni de personal asistencial como instrumentadoras, circulantes y recuperadoras.

El concepto de SEGURIDAD DEL PACIENTE, generado en nuestro país bajo la Normatividad del Ministerio de Protección Social, busca que las Instituciones de Salud estén habilitadas para ofrecer un servicio de excelencia en Calidad y Seguridad y de esta manera, cumplan a cabalidad los requerimientos.

Es importante que sepan los grandes riesgos que corremos cuando:


1. Se hacen procedimientos en salones de belleza, apartamentos, sitios de maquillaje permanente o tatuajes, centros de estética o spas.

2. Se aplican productos de relleno para cuerpo y rostro, por personal no médico, y sin que éstos tengan registro INVIMA.

3. Se “cree” en productos milagrosos que prometen resultados inmediatos como perder tallas o ganar tamaño fácilmente en busto o glúteos sin que sea dañino para el cuerpo.

El desconocimiento no debe primar sobre el sentido común, sean responsables con sus decisiones, es mucho más importante mantener la salud que lograr un aspecto físico determinado. Antes de actuar, verifica y sino es un médico especializado para realizar este tipo de procedimientos, sino es una institución habilitada por la Secretaría de Salud y si no puede verificar que lo que le van a aplicar tiene registro INVIMA…. ¡NO LO HAGAS! Está en riesgo tu vida. Ama tu cuerpo, cuida tu salud.

domingo, 26 de octubre de 2014

Testimonio Paciente de Cirugía Reconstructiva Post - Cáncer

María Cristina Ossa Bermúdez
Profesión: Administradora de Empresas
Correo: crysty14.2@hotmail.com
Condición actual: Felizmente sobreviviente 
Amiga, hija, esposa, madre de dos hermosos hijos y a mis 38 años en octubre del 2012 fui diagnosticada con cáncer de mama.

Tiempo atrás me había sentido en mi seno izquierdo una bolita incomoda la cual fue creciendo, con el autoexamen me la seguía palpando, luego de mucho insistir fui remitida al mastólogo, quien con algunos exámenes descubrió el diagnóstico.

¿Qué si fue duro? Si, más de lo que pudiera responder. ¿Qué si lloré? Por supuesto que lloré, y también me hice aquella pregunta infaltable de ¿por qué?.

La buena noticia, era que se encontraba In situ, pero a pesar de eso requerí de una mastectomía, pero Dios así como nos pone pruebas también nos pone en el camino las soluciones, fui atendida por un excelente equipo de profesionales y especialistas entre ellos mi mastólogo el doctor Jairo Sánchez y la cirujana plástica Nora Beatriz Sánchez, su gran calidad humana, ética y profesionalismo fueron claves para salir adelante, siempre me alentaron y me mostraron las mejores posibilidades.

El cáncer partió mi vida en dos,  pero gracias a esa fuerza que solo la fe en Dios pone en el corazón, gracias al apoyo incondicional de mi esposo y mis hijos hoy soy una sobreviviente, una luchadora por la vida y me siento realmente bendecida, he inmensamente agradecida.

Un consejo para todas las mujeres: realizarse juiciosamente el autoexamen de mama cada mes, esto de verdad, salvo mi vida.


lunes, 20 de octubre de 2014

EN LA LUCHA CONTRA EL CÁNCER DE MAMA

El pasado domingo 19 de octubre se celebró el Día Mundial de la lucha contra el Cáncer de Mama, una enfermedad que hoy en día afecta a muchas mujeres y que, si bien sigue siendo muy dañina, ahora su diagnóstico y tratamiento son mucho más efectivos. Así mismo, se conocen ampliamente sus medidas de prevención, y en caso infortunado de padecer este tipo de cáncer, la calidad de vida -dados los avances médicos- puede ser mucho mejor.
El mes de octubre es un buen momento para recordar que debemos realizarnos el autoexamen al menos una vez al mes. En caso de detectar alguna irregularidad, no debemos asustarnos pues puede no representar ningún peligro, o ser algún abultamiento benigno, lo recomendable de todos modos es consultar al médico.
En este mes recordamos que el cáncer de mama se previene, combate y supera, teniendo como aliados el ejercicio y los hábitos saludables. Es por ello que son habituales las carreras y pruebas deportivas como muestra de solidaridad con las afectadas por esta enfermedad. La práctica de ejercicio y hábitos saludables han demostrado su eficacia para ayudar a prevenir y combatir la enfermedad.
En caso de enfermedad y operación quirúrgica, tenemos opciones de Reconstrucción  
En el caso lamentable de haber adquirido la enfermedad y haber necesitado (o necesitar) una cirugía de extracción de mama (mastectomía), podemos realizarnos un procedimiento quirúrgico propio de la cirugía plástica para su reconstrucción. El desarrollo de nuevas técnicas y materiales médicos posibilitan la creación de una mama similar en forma, textura y características al seno no operado.

La reconstrucción mamaria tiene como fin:
·      Recrear una mama de aspecto natural, incluyendo -si así lo desea la paciente- la areola y el pezón.
·       Eliminar la necesidad de llevar prótesis de relleno, posibilitando llevar prendas de vestir que no serían posibles sin reconstrucción (vestidos de baño, escotes, prendas íntimas, etc.).
·        Rellenar el espacio y la irregularidad que queda en el tórax.
Todo esto logra satisfacer a al paciente restaurando su imagen corporal, su autoestima y por tanto, mejorando su calidad de vida.

Qué hacer en caso de cáncer de mama

Tan pronto como una mujer es diagnosticada de cáncer de mama, ésta debe informarse sobre el tratamiento adecuado y en caso necesitarlo y quererlo, revisar las posibilidades de reconstrucción. En algunos casos, si hay detección temprana, puede retirarse sólo una parte del seno; en otros, lamentablemente debe extraerse todo el seno en beneficio de la salud de la paciente. Cualquiera que sea el caso, el cirujano plástico puede realizar una intervención para que los senos queden lo más similares a su estado natural.

De acuerdo a las condiciones de salud, edad y características físicas, anatómicas y expectativas de la paciente, el cirujano plástico muestra opciones de reconstrucción y tipos de procedimientos buscando el más armonioso con toda la situación de la paciente. Entre el oncólogo (médico encargado de la enfermedad) y el cirujano plástico (médico encargado de la reconstrucción), se logran acuerdos para dar a la paciente el mejor resultado posible.

Aunque poco se conoce, el cirujano plástico no sólo realiza procedimientos estéticos, sino también reconstructivos. Su especialidad completa es “Cirugía plástica, estética y reconstructiva” y por tanto, posee los recursos técnicos y estéticos adecuados para reconstruir una mama con un aspecto natural. La Dra. Nora Sánchez particularmente tiene amplia experiencia en reconstrucción de mama y  cirugía oncoplástica. Puedes conocer más sobre su especialidad como cirujana reconstructiva en: http://dranorasanchez.com/reconstruccion-senos.html#top

miércoles, 15 de octubre de 2014

¿También se puede reducir el tamaño de los senos?

A través de la cirugía “mamoplastia de reducción” puede lograrse el tamaño deseado de los senos. Esta cirugía disminuye su tamaño retirando grasa, tejido mamario y piel sobrante, haciéndolos más pequeños, ligeros y firmes. Si se quiere, también puede reducirse el tamaño de la areola. 

Las mujeres que tienen los senos muy grandes, pueden presentar algunos problemas de salud debido a este exceso de peso, tales como dolor de espalda y cuello, irritaciones de la piel debajo de la mama y problemas respiratorios. Muchas mujeres interesadas en la cirugía de reducción de mamas, les preocupa que el excesivo volumen de su pecho interfiere con muchas de sus actividades del día a día y causa molestias físicas con frecuencia. La mayoría de las veces, esta intervención quirúrgica se realiza para mejorar la condición física y de salud de las pacientes, más que por motivos puramente estéticos. 

La finalidad de la mamoplastia de reducción es proporcionar a la mujer unos senos más pequeños y con una forma proporcional al resto de su cuerpo. 

Planear la intervención quirúrgica

Durante la primera consulta, el cirujano plástico evaluará el tamaño y la forma de las mamas, la firmeza de la piel y el estado general de salud de la paciente. En algunos casos puede solicitarse un estudio mamográfico cuya orden se entregará en esta misma consulta. A la paciente se le explicarán con mucha diligencia y en un lenguaje sencillo y claro, las distintas técnicas quirúrgicas entre las que puede escoger para finalmente, llegar a un acuerdo entre la paciente y el cirujano acerca del tamaño y la forma en que quedarán las mamas después de la cirugía. La paciente debe procurar exponer sus expectativas de manera sincera y franca, para que el cirujano plástico pueda también ser transparente mostrándole las alternativas disponibles y así lograr unos resultados óptimos y satisfactorios.

En esta primer consulta, la paciente debe contar si es fumadora o si toma algún medicamento o
vitamina, también el número de embarazos previos o si piensa volver tener un nuevo embarazo o amamantar. La paciente debe sentirse en confianza para preguntar acerca de todas sus inquietudes, especialmente aquellas relacionadas con sus expectativas sobre los resultados. Junto con la enfermera profesional, se escoge la fecha adecuada y más conveniente para la paciente, teniendo en cuenta el tiempo de recuperación.

Después de la cirugía

Tras la cirugía de mamas, la paciente podrá continuar su vida y actividades casi normalmente pasadas 24 a 48 horas. De todos modos, es normal encontrarse algo cansada durante estos primeros días. La mayoría de las molestias se controlan bien con la medicación prescrita por el cirujano plástico, aunque las mamas pueden doler un poco un par de semanas. Otras de las sensaciones normales que podrá experimentar son: una leve hinchazón y dolor durante la primer menstruación tras la cirugía, ardor leve en los pezones durante las dos primeras semanas y una posible disminución de sensación en los pezones (esta situación es generalmente temporal, excepto en algunas reducciones que puede ser definitiva). 

El vendaje o los apósitos serán retirados al cabo de unos cuantos días según diagnóstico del cirujano, y son sustituidos por un brassier especial, que llevará de acuerdo a lo indicado por el especialista. Los puntos se retiran entre los 7 y 14 días; y la piel se recupera completamente al cabo de 3 a 6 semanas, según el organismo de cada paciente.


La Doctora Nora Sánchez graduada como médico cirujano en la Universidad del Valle de Cali, Colombia en 1986, Cirujana General en 1993, y como Cirujana Plástica Estética y Reconstructiva obtuvo su grado en la Universidad del Valle Cali, Colombia en el año 2000.

La doctora considera que el principal objetivo de la Cirugía Plástica es contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas. Por su experiencia de más de 10 años, su conocimiento y desarrollo profesional brinda asesoría en Cirugía Plástica con su visión de belleza y armonía.

La Dra. Nora Sánchez tiene el serio compromiso de orientar y asesorar a los pacientes a satisfacer sus necesidades e inquietudes con  estándares de calidad, seguridad y responsabilidad. Dicho propósito se encuentra enmarcado en el conocimiento pleno de la especialidad como Cirujana Plástica, unida a la labor como consejera de belleza y asesora de imagen de cada una de las personas que acuden a ella, para mejorar su apariencia, tal como lo confirma una de sus pacientes: “Elegir  a la Dra Nora Sánchez ha sido una excelente decisión. Su profesionalismo y el cuidado a los pacientes, me permiten recomendarla con mucha seguridad. No duden en elegirla” (Paola García, 33 años)

La intervención quirúrjica explicada previamente “Mamosplastia de reducción” mejorará no sólo la apariencia física sino también el estado de salud de la paciente interesada. Como puede evidenciarlo, puede confiar en el profesionalismo, la experiencia y las manos expertas de la Cirujana Plástica Nora Sánchez. Puede pedir la cita de consulta en los teléfonos en Cali-Colombia: (57)(2) 5584322 - (57) 3154968284

miércoles, 8 de octubre de 2014

Hábitos alimenticios que nos envejecen más rápido

Una alimentación consciente y adecuada es indispensable para tener un aspecto saludable y mantener una buena forma física. Tenemos un listado de malos hábitos a la hora de comer que hacen que nos envejezcamos más rápido:
1. Consumir demasiada carne roja y productos lácteos altos en grasas.
Las grasas saturadas -que se encuentran en la carne roja y en los productos lácteos ricos en grasas-, hacen que el cerebro envejezca más rápidamente.  que con otros tipos de grasas. La buena noticia es que se puede ralentizar el envejecimiento tomando aceite de oliva u otras grasas monoinsaturadas como aceite de cacahuete o aceite de canola, frutas secas como almendras, avellanas y cacahuetes, además de aguacates y aceitunas.
2. Consumir mucha sal.
Un poco de sal está bien, en exceso no. La sal deshidrata el cuerpo y en altas cantidades contribuye a enfermedades de riñón, aumenta la tensión arterial e interfiere con el buen desarrollo de los huesos. Una dieta alta en sal puede afectar a la salud cognitiva en adultos.
3. Abusar del azúcar.
El exceso en el consumo de azúcar ha sido tradicionalmente vinculado con el envejecimiento. Este edulcorante daña el colágeno, lo que provoca arrugas y flacidez en la piel.
4. Comer con prisas y estrés o en el escritorio o en el carro.
Las principales hormonas del estrés impulsan la sangre lejos desde el estómago y a las extremidades, por lo que cuando se come en un estado nervioso es más difícil que el cuerpo digiera los alimentos. El estrés también puede conducir a comer en exceso, lo que puede desembocar en obesidad. Además, puede agravar la diabetes en pacientes diagnosticados.
Cuida lo que comes, es definitivo para tu salud y en este caso para retardar los signos de envejecimiento y sobrepeso.

viernes, 3 de octubre de 2014

¿Cómo reducir mi ansiedad de comer?


Existen muchas técnicas prácticas y exitosas para reducir el nivel de ansiedad de comer a deshoras. Te recomendamos algunas que pueden ayudarte y que con el tiempo se convertirán en parte de tu estilo de vida: Cuando comiences a sentir que quieres comer, cuenta el tiempo que requieres para que la sensación se disipe y utiliza este dato como la luz al final del túnel de tu siguiente ataque de hambre Cubre tu escritorio con un mantel negro durante el día y ajusta el fondo de pantalla de tu computadora a una imagen negra. El color negro suprime tu apetito de manera natural. Mastica un chicle sin azúcar. Esto estimula los nervios que están conectados con el área del cerebro responsable de la sensación de saciedad. Practica yoga. Las personas que practican yoga sienten menos apetito y controlan mejor sus hábitos alimentarios. A correr. Tan solo media hora de carrera intensa reduce el apetito en razón de 50% hasta por dos horas Observa tu frente. Recorre una línea imaginaria con tu dedo, de una sien a la otra, dando un golpecito cada segundo y centímetro a centímetro hasta llegar al oro lado. Sigue tu dedo con los ojos, enfocándote en la primera articulación de tu índice. Esto mantiene ocupada la región visual de tu cerebro y mantiene al margen los antojos. Otras recomendaciones muy útiles para evitar la ansiedad de comer: 1.- Reduce el azúcar Mientras comas alimentos más dulces, más necesidad tendrás de ese sabor. Elimina
gradualmente el azúcar de tu dieta. 2.- Toma agua Mínimo 8 vasos al día. Los especialistas aseguran que, a veces, la sed se confunde con hambre. 3.- Come varias veces Se recomienda hacer 3 comidas principales más 3 meriendas. Si saltas comidas engordas más y luego quieres comer más.
4.- Ejercítate a diario Para controlar la ansiedad no existe nada mejor que la actividad física regular, por lo menos 5 veces a la semana.
5.- Distrae la mente Cuando sientas deseos de comer tu dulce preferido, concéntrate en alguna actividad. Si distraes tu mente, es probable que olvides que sentías ansias por algo dulce. 6.- Desayuna como reina Cuando te levantas, tu cuerpo viene de un largo ayuno. Omitir el desayuno hace que tu metabolismo esté lento y sientas gran necesidad de comer al final del día. 7.- Relájate Infusiones como manzanilla, té verde y valeriana, pueden ayudar a reducir la tensión, lo que da como resultado menos ganas de salirte de la dieta.
8.- Duerme bien
Uno de los métodos más efectivos contra la ansiedad es dormir. Cuando descansas, aumenta la producción de leptina, una hormona que indica al cerebro cuando tu cuerpo está satisfecho.
9-. Más proteínas
Aumentando la ingesta de proteínas en el desayuno, tendrás mayor sensación de saciedad en el día y evitarás comer fuera de las horas permitidas.
10-. Analiza tu rutina
Determina qué cosas desencadenan tu descontrol al comer. Atacando la causa, puedes eliminar el problema.
11.-Elimina tentaciones
Cuando vayas al supermercado, sólo compra alimentos saludables. Cambia los dulces, por frutas o gelatinas sin azúcar.
12.- Sé feliz
Cuando te sientes bien, el cuerpo produce serotonina, una hormona relacionada con el apetito, que se genera artificialmente cuando ingieres chocolate.

Practica las que más se amolden a tu estilo y con las cuales te sientas más identificada. Cuéntanos ¿cómo logras tu reducir la ansiedad?