jueves, 26 de febrero de 2015

BLEFAROPLASTIA: REALZA TU MIRADA Y DALE JUVENTUD A TU EXPRESIÓN


 La cirugía de los párpados “blefaroplastia”, se realiza para extraer grasa y exceso de piel (y músculo) de los párpados superiores e inferiores. La blefaroplastia puede corregir la caída de los párpados superiores y las bolsas de los inferiores, características que hacen que parezcamos mayores de lo que somos, más cansados llegando incluso a afectar nuestra visión.

Si usted está considerando la posibilidad de realizarse una blefaroplastia, esta información puede resultarle muy útil: cuándo se recomienda, cómo se realiza y qué resultados se pueden esperar.

¿Quién es el candidato ideal para realizarse a una cirugía de párpados? 

Generalmente los pacientes tienen 35 años ó más, pero en algunos casos con tendencia familiar a tener bolsas, los pacientes pueden ser más jóvenes. La “blefaroplastia” mejorará su apariencia y por tanto, la confianza en sí mismo. Para decidir acerca de este procedimiento  consulte con su cirujano plástico sus expectativas y motivaciones. 

Existen algunas condiciones médicas que pueden hacer que existan más riegos al realizarse una blefaroplastia: problemas de tiroides, falta de lágrimas suficientes, presión arterial alta, enfermedades cardiovasculares y diabetes. En determinados casos, puede ser necesaria una revisión oftalmológica previa a la blefaroplastia, puesto que el glaucoma y el desprendimiento de retina también pueden también suponer un riesgo.


Planificando su cirugía

La buena comunicación entre usted y su cirujano plástico es esencial. En la primera consulta se
evaluará la visión y la producción de lágrimas, así como su estado general de salud. Debe informar a su cirujano si toma alguna medicación, si fuma y si tiene alergia a algún medicamento. También debe decir si lleva gafas o lentillas y aportar, si es posible, su último examen oftalmológico. Se discutirá la posibilidad de operar los cuatro párpados, los inferiores o los superiores y si es preciso asociar algún otro procedimiento. Se le explicarán las técnicas y el tipo de anestesia que se utilizarán, dónde se realizará la cirugía, los riesgos y el costo de la intervención. No dude en consultar a su cirujano todas las cuestiones que tenga, sobre todo aquellas relacionadas con sus expectativas y los resultados. 

Su cirujano plástico le proporcionará instrucciones específicas acerca de cómo prepararse para la cirugía, incluyendo normas sobre toma de alimentos y líquidos, tabaco o toma o supresión de medicamentos y vitaminas y lavado de la cara. Es importante dejar de fumar al menos una o dos semanas antes de la cirugía. Un cumplimiento cuidadoso hará que la cirugía sea realizada en mejores condiciones. Asegúrese, además, de que algún familiar o acompañante pueda llevarle a casa cuando se le dé el alta y que, en caso necesario, puedan ayudarle algunos días.

La cirugía 

La blefaroplastia se realiza en quirófano, dentro de una clínica. Normalmente, no es necesario permanecer en la clínica más que unas horas tras la cirugía. 

Suele realizarse bajo anestesia local más sedación, o menos frecuentemente, bajo anestesia general. Si se realiza con anestesia local más sedación, el paciente se siente relajado y los párpados están insensibles al dolor; con anestesia general el paciente está dormido durante la operación. 

La intervención suele durar entre una y 3 horas, o más cuando se asocia a otras intervenciones. Si se van a realizar los cuatro párpados, generalmente se empieza por los superiores. La mayoría de las veces las incisiones se colocan en las líneas naturales de los párpados superiores y justo debajo de las pestañas en los inferiores; en algunos casos pueden extenderse hacia las patas de gallo. Es por ello que pasado el tiempo de recuperación las cicatrices no se notan. 
En otros casos, en pacientes jóvenes en los que sólo hay exceso de grasa, se puede realizar una blefaroplastia transconjuntival de los párpados inferiores; en este caso, la incisión se coloca en el interior del párpado inferior no dejando cicatriz visible.


De vuelta a la normalidad 

Tras la cirugía, se le aplicará una pomada en los ojos para lubricarlos, y en algunos casos, un vendaje suave. Puede tener molestias sobre los párpados y en caso de tenerlas, se alivian fácilmente con la medicación prescrita por su cirujano (si presentase dolor severo o persistente debe comunicárselo a su cirujano). Deberá mantener la cabeza elevada durante unos días después de la cirugía y aplicarse compresas frías, para disminuir la inflamación y los hematomas. Se le enseñará como lavarse los ojos y se le indicará si debe aplicarse colirios oftálmicos para mantener los ojos hidratados. Durante las primeras semanas puede notar lagrimeo excesivo, hipersensibilidad a la luz y cambios temporales en la agudeza visual, como visión borrosa o doble. Esto es completamente normal y temporal. Durante las dos primeras semanas su cirujano plástico seguirá con detalle su evolución. Los puntos se retiran entre los 2 días y la semana. El edema y los hematomas disminuirán gradualmente hasta desaparecer por completo, y comenzará a verse y sentirse mucho mejor. 

La mayoría de los pacientes que se someten a una blefaroplastia comienzan a leer o a ver la televisión
en 2 ó 3 días. Sin embargo, no podrá ponerse gafas, si las lleva, hasta las 2 semanas, y aún así podrá sentirse incómodo durante un tiempo. Se suele volver al trabajo o una semana o 10 días; por entonces, podrá aplicarse maquillaje para disimular los hematomas. Puede ser preciso llevar gafas de sol durante unas semanas y aplicarse filtro solar en los párpados. Debe mantener un reposo relativo durante 3 a 5 días y evitar actividades fuertes durante 3 semanas. 

Los resultados 

Las cicatrices pueden tener un aspecto rosado durante los primeros meses. Progresivamente irán desapareciendo hasta convertirse en un línea clara casi invisible. Los resultados de la blefaroplastia, un aspecto más joven y despierto, se mantienen años; en muchos casos, los resultados son permanentes.
Si usted está pensando en realizarse a una intervención de Cirugía Plástica o Estética, acuda a un Especialista plenamente reconocido y certificado en Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva. Le invitamos atentamente a visitar el consultorio de la Dra. Nora Sanchez, donde quedará satisfecho por su atención y por sus prodigiosas manos capaces de rejuvenecer rostros naturalmente sin dejar huella. 

jueves, 19 de febrero de 2015

Aumento de Glúteos, forma y volumen al natural

Uno de los procedimientos quirúrgicos que se realiza con mayor frecuencia tanto en hombres como en mujeres, es la Gluteoplastia cirugía de gluteos- Si Usted ha pensado en la posibilidad de realizarse esta cirugía es importante que sepa:

Cada persona tiene una forma diferente en sus glúteos, la cual debe ser evaluada con mucho detalle previo a la intervención quirúrgica, dentro de ellas encontramos glúteos con adecuada tonificación muscular, glúteos con exceso de tejido adiposo, con poca proyección superior, media o inferior, la evaluación de los glúteos debe realizarse en conjunto de todas las zonas periféricas, para dar un excelente moldeado corporal, por lo que de igual manera se debe observar la región lumbar, (grado de curvatura y componente graso), las caderas y parte superior de los muslos (exceso de grasa en la cara interna del muslo, o en la cara lateral –conejos-, depresiones glúteas en la parte lateral de este, o combinación de varios defectos). También se debe valorar el grado de calidad y textura de la piel.

Existen dos tipos de intervención para realizar una Gluteoplastia:  1) Con prótesis o 2) con una inyección de grasa, la indicación de cada una de ellas es específica y depende de cada paciente; en cuanto a la gluteoplastia mediante técnica de Inyección Grasa, que es la técnica más recomendada por su resultado natural, podemos decir que los avances científicos en la cirugía plástica han permitido la inyección de grasa de cada individuo para corregir defectos de relleno, esto se ha utilizado tanto en procedimientos reconstructivos como estéticos.

La gluteoplastia mediante esta técnica ha sido una de las grandes beneficiadas, permite realizar una extracción de grasa del individuo previa valoración y marcación de sectores de su cuerpo en donde existen acúmulos grasos, posteriormente esta grasa es sometida a una preparación especial, y mediante técnicas de asepsia se realiza la inyección de grasa dentro del músculo en las áreas previamente determinadas por el cirujano en su evaluación. De esta forma se permite el manejo de dos problemas simultáneamente la corrección de excesos grasos y el aumento del volumen glúteo, siguiendo los cánones de estética en cada persona.

La grasa inyectada de manera intramuscular, presenta una integración al cuerpo en un porcentaje muy importante, por lo tanto el grado de absorción es mínimo permitiendo excelentes resultados a largo plazo.

El ejercicio posteriormente no tiene ningún tipo de contraindicación; puede realizarse sin restricción, de hecho realizar ejercicio de tonificación glútea mantiene un moldeado corporal perfecto. Recuerde  que  dentro  de los cánones de belleza por todos conocidos, se encuentran unos glúteos adecuadamente proyectados, que permiten un aspecto corporal más llamativo.

viernes, 13 de febrero de 2015

Mitos y Verdades sobre el Botox

Mucho se dice sobre el "Botox" pero poco se sabe con certeza. La Dra. Nora Sánchez nos da su punto de vista profesional, avalado por la experiencia de numerosos años aplicando este procedimiento:

1. “El Botox hace que perdamos la expresión en el rostro”: MITO

Siempre y cuando sea aplicado por manos expertas, su efecto más valorado es la naturalidad. Se trata de una proteína que relaja temporalmente el músculo. Se utiliza para atenuar las arrugas de expresión.

2. "Una vez que se van los efectos, la cara queda con más líneas de expresión”: MITO

Botox además de reducir las arrugas, las previene. Al mantener los músculos relajados durante los 4 a 6 meses que dura su efecto, se evita la profundización de las arrugas existentes y la aparición de nuevas. La duración de su efecto depende de cada persona y se maneja según una relación de dosis-respuesta.

3. " El Botox deforma los labios”

El Botox no se aplica en los labios. Los labios contundentes, exagerados, son los que se rellenan con sustancias permanentes como la silicona o el metacrilato que migran con el tiempo y no acompañan el proceso de envejecimiento fisiológico. La aplicación de Botox se hace, en su gran mayoría, en el tercio superior del rostro.

4. "Botox no se puede aplicar muchas veces porque es una toxina”

El Botox se utiliza en neurología, oftalmología y gastroenterología incluso en dosis mayores a las
cosméticas en forma regular. Por ello sabemos que no hay riesgos en su uso estético ni en el uso repetido. El único requisito es dejar pasar 3 meses entre aplicación y aplicación para que el cuerpo no desarrolle anticuerpos.

5. "Existen cremas con Botox o efecto Botox”

Nunca una crema puede lograr los resultados que logra el Botox. Éste actúa en los músculos mientras que las cremas actúan sólo en la piel.

6. “Es peligroso aplicarse Botox”

Los efectos adversos aparecen en menos del 1% de los casos, y en caso de darse son leves, localizados y temporales. Pueden ser enrojecimiento y/o dolor en la zona de aplicación, algún pequeño hematoma o dolor de cabeza causado por la tensión en el momento de la aplicación.

7. “Botox es para mujeres mayores de 40 años”

Todo depende del gusto de cada paciente. Cada vez es más frecuente la aplicación con efecto preventivo. Se recomienda su uso a partir de los 30 años.

8. “Los rellenos inflan la cara” 

La finalidad de los rellenos es reponer el volumen que se perdió con el paso del tiempo, no agregar volumen donde nunca lo hubo. Son reabsorbibles y acompañan el proceso de envejecimiento.

9. “Hay distintas calidades de Botox”

No hay distintas calidades de toxina botulinica, Botox es una marca. La sustancia se llama "Toxina Botulínica Tipo A" 

10. “La aplicación de Botox o rellenos duele”

Se aplica por medio de micro inyecciones y es indoloro. En caso de pacientes con un umbral de dolor bajo se pueden aplicar cremas anestésicas o hielo para reducir la molestia de la aplicación.

Insistimos en que todo depende de “las manos” del que haya puesto las inyecciones. Si son las de un profesional, este efecto desaparecerá a los pocos días y el resultado será que te veas igual pero con diez años menos. Además, siempre puedes repetir cuando lo creas necesario porque el botox, bien empleado, no perjudicará tu salud.

miércoles, 4 de febrero de 2015

Cinco frutas para vernos más jóvenes

Hay muchas cremas que prometen hacernos ver más jóvenes y de hecho, algunas lo cumplen, pero también hay frutas naturales que pueden tener efectos fantásticos en nuestra piel y que no aprovechamos mucho.
Las frutas son sumamente saludables, tienen muchas vitaminas, minerales y aminoácidos que son muy buenos para nuestro cuerpo. Podemos obtener sus beneficios consumiéndolas o en mascarillas.

Te presentamos una lista de 5 frutas que te ayudarán a rejuvenecer tu rostro:

Bananos:
El mayor beneficio que nos dan para rejuvenecer nuestra piel son las vitaminas A, B y E, que son antioxidantes. También nos aporta potasio y magnesio, necesarios para el funcionamiento de nuestro cuerpo y capaces de prevenir el cansancio mental y físico.

Limones:
Tienen muchísima vitamina C, lo que hace que tengamos una piel maravillosamente joven cuando los consumimos en abundancia.
¿Otro plus del limón? Está disponible todo el año lo cual lo convierte en una de las frutas favoritas, además, puede ser combinado de muchas formas diferentes.

Naranjas:
Al igual que los limones, las naranjas son cítricos y también contienen mucha vitamina C que tienen el efecto
de mantener la piel lisa y de proveernos antioxidantes que nos mantienen jóvenes.

Papaya:
La papaya es una fruta con muchos beneficios. No sólo contiene muchos antioxidantes sino que además contiene una sustancia que se conoce como “papaína” que elimina las impurezas y células muertas de nuestra piel y cura las dañadas. Estos dos aportes la hacen fantástica para la piel pues no sólo la hacen ver más joven sino que, de hecho, saca lo viejo y repara nuestro cutis.

Mango:
Esta fruta es conocida por aportar muchos beneficios a nuestra salud. Tiene antioxidantes que al combinarlos con una gran cantidad de vitamina A, juntos ayudan a que tengamos una piel más elástica previniendo la aparición de las temidas arrugas.

¿Sabías estos beneficios de las frutas? ¿Cuál es tu favorita para todos los días?