domingo, 24 de mayo de 2015

ATRÉVETE A TENER UNA MIRADA MÁS JOVEN

Los años, el estrés, la falta de sueño o los problemas  en la piel pueden pasar factura a nuestro rostro apareciendo como primeros síntomas, en muchas personas, huellas alrededor de los ojos.

Con el paso del tiempo, la piel de los párpados se vuelve más laxa y tiende a caer dando a nuestra cara un aspecto más triste y cansado. Además pueden aparecer las antiestéticas y odiadas bolsas de debajo de los ojos que tan solo realzan todos estos problemas.

 La lucha diaria e incansable a base de cremas y tratamientos faciales pude no dar los frutos deseados a pesar de ponerle todo nuestro empeño y constancia. Pero todo ello se puede solucionar mediante una sencilla y rápida intervención quirúrgica: la blefaroplastia.
La blefaroplastia es una técnica de cirugía ambulatoria que se realiza con anestesia local y que, en la mayoría de los casos, no sobrepasa las dos horas. Este procedimiento consiste en la extracción de la grasa y el exceso de piel y músculo de los párpados superiores e inferiores mediante pequeñas incisiones siguiendo el surco natural de la piel. De este modo se evitan las cicatrices y las incisiones serán imperceptibles en pocas semanas.

Los resultados de una blefaroplastia son altamente satisfactorios y duraderos. Borrar el aspecto cansado y envejecido de la mirada, siempre bajo la supervisión y el control de profesionales cualificados como la Dra Nora Sánchez, es ahora posible de una manera más fácil y rápida.

Rejuvenecer nuestra mirada y nuestro rostro, devolviéndole un aspecto natural y descansado, nos ayudará a vernos mejor y a que los otros nos vean también mejor.

miércoles, 20 de mayo de 2015

También puedes reducir el tamaño de tus senos

Las mujeres tenemos diferentes necesidades estéticas, por ello, no sólo existe la cirugía para aumentar el tamaño de los senos, sino también en caso de requerirlo, la cirugía para reducirlo. Esta intervención quirúrgica busca además mejorar la forma del seno al reubicar en una posición más alta la areola y el pezón, ubicando lo mejor posible las cicatrices que son necesarias para reorganizar la piel del nuevo seno. También busca que las mujeres que presentan dolores de espalda o incomodidades al vestirse debido al gran tamaño y peso de sus senos puedan aliviar sus tensiones.

La disminución de tamaño del seno no implica la reducción del tamaña del pezón ni de la aureola. La cicatriz queda en forma de “T invertida” donde la porción horizontal queda escondida a nivel del surco submamario y la vertical en el polo inferior. Existen otras alternativas como en forma de “L” o “periareolar” que pueden ser discutidas con el cirujano plástico de acuerdo a la preferencia del paciente.

Es muy importante que hables de tus expectativas con tu cirujano plástico. El mejorar el aspecto de tus senos requiere de cicatrices para poder reubicar el seno en una mejor posición al igual que tener claro el tamaño final deseado. 

La cirugía dura entre 2 y 3 horas y se hace bajo anestesia General. Se puede hacer ambulatoria u hospitalizado según el caso de cada paciente.

ANTES DE LA CIRUGÍA

Debes tener muy claro el volumen que deseas en tus senos y la presencia de las cicatrices. Debes saber también que la reducción de tamaño se ve limitada por el riesgo de alterar la irrigación del pezón. También tener en cuenta que esta intervención reduce el tamaño de la copa de tu sostén, mas no el del contorno. 

La Dra Nora Sánchez evaluará tu estado de salud, tus antecedentes médicos de importancia y valorará las características de tus senos. Cuéntale todas las expectativas que tienes con respecto a la cirugía para que te oriente acerca de la mejor opción, alternativas, limitaciones y cuidados que debes tener. Si fumas, consumes medicamentos como aspirina, anti-inflamatorios, vitamina E, corticoesteroides o presenta sangrados espontáneos o prolongados es muy importante comentárselo a la Dra. antes de la cirugía para evitar complicaciones.

El consumo de cigarrillo o de corticoesteroides puede disminuir la calidad de la circulación de la piel y por tanto, no muy buena cicatrización o incluso se necrose, es decir, que se mueran algunas células tornando la piel negra. Es por esto importante que suspendas el cigarrillo y los corticoesteroides 2 semanas antes de la intervención.

DESPUÉS DE LA CIRUGÍA

Al día siguiente de la cirugía es posible que te sientas un poco cansada y con un leve dolor en el tórax, el cual se controla fácilmente con los medicamentos que debes tomar. Buena parte de las actividades las podrás retomar hacia el 3º - 5º día de la cirugía y hacia el 10º día se retirarán los puntos.

Es muy recomendable utilizar un brassier de franela deportivo las 24 horas del día durante al menos un mes para moldear lo mejor posible tus senos mientras cicatrizan internamente. Además éste te ayuda a limitar el dolor.

Debes evitar las piscinas por un tiempo indicado, pues puede favorecer la infección. El deporte y demás actividades de ejercicio físico podrás  realizarlas nuevamente hacia las 3-4 semanas después de la cirugía. Durante algún tiempo podrás tener menos sensibilidad o sentir un leve hormigueo en los senos mientras estos se recuperan y vuelven a la normalidad.

Sólo durante las primeras 6 primeras semanas la cicatriz será dura y rojiza pero después, con los cuidados indicados, se tornará pálida y blanda dependiendo de cada cuerpo. Para mejores resultados puede utilizarse láminas de silicona para que ésta se vuelva blanda, plana y pálida. Pasados 6 meses, la cicatriz se evalúa y en caso de no obtener satisfacción completa, se ofrecen algunas opciones para mejorarla.

Si este es tu caso, anímate y mejora el aspecto de tus senos, volviéndolos más armoniosos con el resto de tu cuerpo. 

jueves, 14 de mayo de 2015

Cirugía Post Maternidad, recupera tu imagen

El embarazo es una época hermosa para las mujeres, los cambios hormonales y corporales son grandes, se, acompañada de un cambio en la imagen corporal debido a la preparación del cuerpo para el parto y la lactancia.

Los senos aumentan de tamaño y la grasa corporal aumenta debido al cambio del metabolismo. La piel y los músculos abdominales sufren una gran tensión debido al aumento de volumen del abdomen. Después del parto hay una cantidad de cambios hormonales y corporales y la mujer entra en una etapa de reacomodación con su cuerpo y en la gran mayoría de los casos nunca este vuelve a ser igual. Los senos persisten más pesados y grandes produciendo un mayor estiramiento de la piel lo cual hace que tiendan a caerse, una vez se suspende la lactancia, los senos sufren un proceso de atrofia de la glándula mamaria que los hace disminuir su volumen incluso más de lo que tenían antes del embarazo, la piel no logra retraerse lo suficiente y la areola cambia de color y se aumenta de tamaño.

Todos estos cambios llevan a la mujer a sentirse inconforme e incómoda con su cuerpo, producen cambios en su autoimagen y en su relación de pareja. La Cirugía Plástica postparto busca corregir las alteraciones como consecuencia del embarazo teniendo en cuenta ante todo la seguridad de la paciente.

Cirugía de Senos
Cuando los senos se disminuyen de tamaño, pero la areola queda en su sitio se realiza una cirugía que se llama Mamoplastia de aumento, en esta, se coloca un implante texturizado de gel de silicona, en el polo superior por debajo del músculo, y en el polo inferior por debajo de la glándula, el abordaje es alrededor de la areola en el cuadrante inferior y se respeta la glándula mamaria, la paciente podrá, tener lactancia posterior y sensibilidad normal.
Cuando los senos se disminuyen de tamaño y además se caen, se realiza una cirugía llamada pexia mamaria. En esta cirugía , se reposiciona la glándula mamaria y el complejo areola- pezón a su lugar ideal, dejando una cicatriz solamente en el borde superior de la unión de la piel con la areola

En otro caso, hay pacientes que tienen un aumento desproporcionado del volumen de sus senos y debido a este peso, el seno se cae. Cuando esto ocurre se puede realizar una cirugía llamada Mamoplastia de reducción, que busca disminuir el tamaño de los senos.

Para indicar una cirugía de senos postparto la paciente debe haber suspendido la lactancia. En algunos casos, algunas pacientes persisten produciendo leche, por lo cual utilizamos un medicamento que inhibe la producción de leche completamente.

Cirugía Corporal

En las pacientes en las que se presentan alteraciones del contorno corporal, analizamos tres componentes:

1 Apariencia de la piel, estrías, cicatrices, calidad de la piel
2 Volumen del tejido adiposo
3 Tonicidad de los músculos de la pared abdominal

Cuando hay alteraciones en la apariencia de la piel, estrías, cicatrices, flacidez de piel, flacidez de pared abdominal, aconsejamos realizar una cirugía que se llama abdominoplastia .

La abdominoplastia es una cirugía en la cual se quitan las estrías, cicatrices del abdomen inferior, reemplazándolas por una cicatriz que se esconde completamente en el borde del vello púbico. En esta cirugía cerramos los músculos de la pared abdominal llamados rectos anteriores para quitar la “barriga” y además cerramos los músculos oblicuos para crear más cintura.

Dentro de las pacientes postparto se encuentran también quienes pierden por completo su contorno corporal y no logran reducir todo el peso obtenido durante el embarazo, el cual en algunos casos es excesivo, en estos casos contamos con dos opciones, dependiendo obviamente de lo que cada paciente presente. Una es la lipoescultura, donde se logra moldear el contorno de abdomen superior, e inferior, cintura, espalda, tronco.

En casos más extremos hablaríamos de liposucción, procedimiento que como su nombre lo indica incluye además de lo anterior, moldeamiento de piernas, brazos, y todo el contorno en general.
La cirugía postparto es una excelente opción para todas las mujeres que han tenido hijos y quieren recuperar su imagen corporal. Generalmente causa gran preocupación a la pareja este tipo de cirugías. Por esto ideal que la consulta sea en pareja para aclarar todas las dudas.