lunes, 18 de enero de 2016

¿Cómo verte hermosa al despertar?

En las películas las mujeres se despiertan radiantes, con el cabello perfectamente desarreglado y un cutis envidiable. En la vida real es difícil hacerlo pero no imposible. Tenemos unos pequeños trucos que te pueden ayudar a verte radiante en las mañanas: 

1. Lávate la cara antes de dormir

Es imprescindible para no despertar con el maquillaje en el rostro el cual quita lozanía a tu piel.

2. Trenza tu cabello
Ayuda a evitar que te despiertes muy despeinada. Además, las trenzas le pueden dar volumen y ondas  a tu cabello por las mañanas.

3. Envuélvelo en seda o satín
Las fundas de seda o satín ayudan a evitar el frizz. También puedes amarrar una cinta a tu cabello para amanecer sin volumen extremo

4. Elévate
El dormir con el rostro elevado ayuda a mejorar el flujo de sangre. Usa dos almohadas y trata de no dormir boca abajo.

5. Humecta
Una buena crema humectante es esencial para permanecer joven y bella. Úsala todas las noches antes de dormir para mejorar tu complexión y la elasticidad de tu piel. 

lunes, 11 de enero de 2016

Luce hermosa y natural, mejora el volumen de tus Glúteos

Los glúteos constituyen uno de los mayores atributos femeninos en el mundo occidental, de esta manera el “destape” de las últimas décadas y el tipo de prendas usadas resaltan y dejan a la vista la prominencia natural de la región glútea. En consecuencia, la mujer desea y requiere tener un “derrier” que reafirme su feminidad, su autoestima y su belleza.
La gluteoplastia es un procedimiento que mejora el volumen y la proyección de la zona glútea. Existen diferentes técnicas para mejorar la forma y el volumen de los gluteos, como la colocación de implantes, liposucción o lipoinyección. 


La gluteoplastia o aumento de glúteos corrige características como:

- Exceso de grasa alrededor de los gluteos
- Exceso de grasa en la parte baja de los glúteos
- Proyección
- Falta de volumen
- Características propias del envejecimiento

Como toda cirugía, el aumento de glúteos debe ser practicado por un profesional calificado que en este caso corresponde a un cirujano plástico, avalado por la Sociedad de Cirugía Plástica de su respectivo país, que le brinde la seguridad, llene sus expectativas y tenga la experiencia en la práctica de este tipo de procedimiento.

Cada paciente tendrá características particularmente diferentes por lo que el cirujano debe planear antes de la cirugía, el procedimiento óptimo teniendo en cuenta aspectos como la contextura, talla, peso, estructura ósea, pelvis y muslos.

De acuerdo a la forma, firmeza y volumen de los glúteos, una gluteoplastia puede utilizar técnicas como:

Lipoinyección: 

Se aplica en pacientes que tienen buen volumen y proyección, pero exceso graso en la baja espalda, y

además arriba y abajo de los glúteos.
Esta grasa se inyecta con una cánula fina y roma, utilizando el mismo corte de la liposucción, distribuyendo la grasa en múltiples capas y direcciones, al mismo tiempo que se moldea. La gluteoplastia se constituye en un trabajo artístico, donde el cirujano plástico pone a prueba su inclinación artística, para obtener finalmente una silueta armónica y bien proporcionada.

Implantes:

Se utilizan en pacientes que tienen un volumen aceptable pero poca proyección. Implantes redondos de base pequeña, mejoran la proyección de los glúteos sin aumentar el tamaño de los lados.

Existen tres tipos de prótesis: silicona, solución salina e hidrogel. Siendo la más usada la silicona al tener mejor consistencia, ofreciendo resultados más naturales en forma y tacto. El implante se ubica bajo la fascia del músculo o bajo el músculo del glúteo mayor.

En ningún caso se debe acceder a la infiltración de sustancias como biopolímeros, o ácido hialurónico las cuales pueden causar rechazo del organismo y muchos inconvenientes de salud. 

domingo, 3 de enero de 2016

Cuida tu piel estas vacaciones

El sol nos proporciona una serie de efectos beneficiosos para nuestro cuerpo: acción antidepresiva, síntesis de vitamina D. Pero también efectos perjudiciales que debemos evitar: envejecimiento cutáneo  (manchas, arrugas) y cáncer de piel.

Algunos tips para que disfrutes del sol sin sus efectos nocivos:


1.  Además de los protectores solares, usa gafas de sol, sombreros, gorras y ropa adecuada. Evita la exposición solar en las horas centrales del día (12 a 16 horas).


2.  Los protectores solares proporcionan un aumento del tiempo de tolerancia al sol, pero no anulan los efectos de la radiación ultravioleta totalmente. Debes aplicar el fotoprotector 30 minutos antes de la exposición solar. Tras cada baño o cada 2 horas debes renovar su aplicación. Incluso aunque sea resistente al agua. Los lunares deben protegerse igual que el resto de la piel, ni más ni menos. 


3. Extrema los cuidados durante las primeras exposiciones al aire libre para ir creando una protección natural frente a la radiación ultravioleta. Son de gran ayuda las cremas autobronceadoras y los nutricosméticos. Estos últimos contienen vitaminas C, E, D, antioxidantes y carotenos. Van a ayudar a proteger nuestra piel frente al sol y nos darán un bronceado más duradero.

4.  La quemadura solar (enrojecimiento, escozor y dolor) aparece varias horas después de la exposición al sol. Por lo que evita pensar que no te has quemado porque aún no sientas ninguna molestia.


5.  Los días nublados seguimos recibiendo radiación ultravioleta del sol, por lo que debemos protegernos del sol también en esos días.


6.  No te olvides de proteger especialmente cara, escote, cuello y manos.  Evita la exposición solar en las horas centrales del día, como 12 a 3 pm


7.  En general, no es recomendable la exposición al sol en verano en niños menores de un año.


8.  Si tu piel presenta manchas que han aparecido con el paso de los años, no es el mejor momento para empezar tratamientos que las eliminen: láser, IPL, peelings. Procura protegerte del sol al máximo para no mancharte más. Evita también la depilación láser, ya que existe un aumento de riesgo de quemaduras y aparición de nuevas  manchas. En cambio, no existe contraindicación para realizar tratamientos con toxina botulínica o rellenos de ácido hialurónico.


9.  El cuerpo pierde más agua cuando hace calor. Hidrata tu piel tanto por dentro como por fuera. Bebe agua y zumos de frutas naturales en mayor cantidad. Aprovecha estos meses para disfrutar de la gran variedad de frutas, hortalizas y verduras que disponemos en esta época. Son ricos en antioxidantes y nos ayudan en la prevención del envejecimiento. 

Hidrata tu piel adecuadamente, utiliza cremas hidratantes tanto en la cara como en el resto del cuerpo. Puedes mejorar los resultados si aplicas un serum con antioxidantes antes de la crema hidratante en la cara.


10.  Si has descubierto alguna lesión en tu piel que crece o no tenías previamente, consulta con tu dermatólogo.


Y así, ¡a disfrutar de las vacaciones!