miércoles, 27 de abril de 2016

Cirugías Post Maternidad para recuperar tu figura

Recuperar la figura tras el embarazo lleva tiempo y esfuerzo. Como la llegada del bebé supone una auténtica revolución en la vida de la madre a todos los niveles, podemos encontrarnos sin tiempo para dedicarnos a nosotras mismas. Por eso, muchas mujeres optan por la cirugía estética con el fin de devolver a su cuerpo la figura.

Los cambios físicos que se van produciendo a lo largo del embarazo dejan una serie de secuelas en el cuerpo de la mujer, así como el momento del parto. No es fácil que se recupere la figura habitual, por eso la cirugía estética puede ser una buena opción para sentirte a gusto consigo misma y en su papel de madre. Estas son las cirugías más solicitadas tras el parto:

1- La abdominoplastia es una de las cirugías preferidas tras el embarazo. Consiste en eliminar o reducir el exceso de piel y las estrías, perfilar la cintura y recolocar los músculos del abdomen. 

2- La mamopexia tiene como objetivo el levantamiento de los pechos, reafirmando la piel y elevando el pezón y la areola. En muchas ocasiones, esta cirugía va acompañada o de un aumento de los senos o de una reducción de los mismos.

3- La lipoescultura es una de las cirugías más solicitadas y no sólo por las mujeres que quieren recuperar la figura tras el parto. Consiste en extraer grasa de varias zonas del cuerpo como de los muslos, el abdomen o la cintura para inyectarla en senos y glúteos y moldear el cuerpo con un resultado muy logrado.

¿Cuándo me puedo operar?
La decisión de pasar por el quirófano con fines estéticos después del parto depende de cada mujer,
pero hay algunas recomendaciones a tener en cuenta antes de tomar esa decisión. La mayoría de las cirugías debe esperar entre seis meses y un año después del parto y también hay que tener en cuenta el periodo de lactancia materna.


De la misma forma, algunas cirugías reconstructivas no se recomiendan hasta que la mujer haya decidido no tener más hijos, ya que con un nuevo embarazo, los efectos de la cirugía serían anulados. Y en cualquier caso, aunque la cirugía plástica se acerque a resultados óptimos, no debemos olvidar  el ejercicio físico antes y después del parto.

jueves, 21 de abril de 2016

¿Cómo mantenerme bien después de una Cirugía Plástica?

El estilo de vida es el conjunto de comportamientos o actitudes cotidianos que realizamos, pero  algunos de ellos pueden no ser muy saludables. Nuestra crianza, nuestras tradiciones, hábitos y conductas moldean nuestro estilo de vida y conllevan a la satisfacción de nuestras necesidades humanas para alcanzar la calidad de vida.

Debido al ritmo acelerado de la vida actual y a la cantidad de alimentos nocivos para nuestra salud, tener un estilo de vida saludable es algo difícil. Pero es algo que podemos cambiar de una forma sencilla, sólo es cuestión de decidirnos a sentirnos mejor con nosotros mismos, más aún si acabamos de realizarnos una cirugía estética.
Para llegar a tener un estilo de vida saludable, a continuación presentamos estos sencillos hábitos que debes seguir:

1. ALIMENTACIÓN SANA Y BALANCEADA. Consume regularmente alimentos con baja densidad energética (frutas y vegetales), un bajo contenido de grasa animal y sales. Procura también llevar una dieta balanceada (por ejemplo, si comes comida rápida procura que sean ensaladas). De esto depende mantener tu cuerpo moldeado.

2. ACTIVIDAD FÍSICA. Realiza Actividad Física* con frecuencia. Recomendamos realizar al menos 30 minutos de alguna actividad física 4 o 5 veces a la semana, ideal que sea entre 1 hora y 1 hora y media. Al hacer ejercicio mejoramos la oxigenación, la circulación y los músculos de nuestro cuerpo. Así mantenemos nuestra figura después de una cirugía estética.
*No es lo mismo la actividad física que hacer ejercicio. Mientras el ejercicio es un movimiento corporal programado, estructurado y repetitivo, la Actividad Física es cualquier movimiento corporal, desde sentarse y pararse, caminar, subir por las escaleras, etc.

3. MANTENIMIENTO CORPORAL. Cuida tu higiene personal (cepilla tus dientes después de cada alimento, lávate las manos frecuentemente, humecta la piel de tu cara y cuerpo, aplica tratamientos a tu cabello, etc.) Recordemos que si no nos sentimos bien, no nos vemos bien.

4. NO FUMAR. Evita fumar o respirar el humo del cigarrillo de alguien más. Nos ayuda a cicatrizar y a una correcta oxigenación de la piel.

5.    MODERAR EL CONSUMO DE BEBIDAS ALCOHÓLICAS. Lo ideal es que no consumas bebidas alcohólicas, pero si lo haces, procura un consumo infrecuente y responsable, que no represente un riesgo para tu salud.


6.     PIENSA SALUDABLE. Piensa positivo. Nuestra armonía no sólo debe ser física; es primordial mantenernos en armonía por dentro para vernos y sentirnos bien. Factores psicosociales como la familia, el trabajo, la pareja pueden afectar nuestras emociones. Procuremos no reaccionar negativamente hacia los problemas, y afrontarlos con una actitud positiva. 
Son hábitos sencillos que puedes adquirir con dedicación y disciplina. ¿Conoces otro hábito de vida saludable que quieras compartir? 

lunes, 11 de abril de 2016

¿Inconforme con el tamaño o forma de tus orejas?

La otoplastia es una de esas cirugías que más se realiza actualmente. Muchas personas no están satisfechas con la forma que tienen algunas partes de su cuerpo.

Es el caso de las orejas, por ejemplo, muchas personas se sienten insatisfechas con la forma física que poseen debido a que el tamaño y la forma que presentan les hace ser motivo de burlas o rechazo.

Estos son algunos de los cuidados o preparativos que debemos tener antes de una otoplastia si estás planeando en realizarla.

Cuidados preoperatorios en la otoplastia

Estos son algunos cuidados que debemos tener en cuenta antes de la otoplastia como una forma de permitirnos tener mejores resultados:

1. Expectativas: siempre debemos tener expectativas realistas, pensar que tendremos las orejas de X artistas no hará que realmente tengamos esas orejas. Debemos pensar que todos tenemos una anatomía especial y que debemos ser siempre realistas.

2. Exámenes previos: Es importante para la otoplastia que los pacientes se sometan a exámenes de rigor con la finalidad de saber que todo está bien y que no se presentarán problemas con la cirugía.

3. Alergias u otros inconvenientes: otra de las cosas que deben realizarse de forma previa, consiste en informar al médico sobre procesos médicos, alergias o cualquier tipo de información que pueda ser clave.

Para mayor información sobre nuestros procesos de otoplastia, solamente debes ponerte en contacto, así resolveremos todas las dudas que puedas tener.

lunes, 4 de abril de 2016

Cirugía Posbariátrica, ideal después de grandes pérdidas de peso

La cirugía de contorno corporal o cirugía postbariátrica, después de grandes pérdidas de peso, se hace para corregir el exceso de piel y grasa, la pérdida de la elasticidad cutánea y del tono muscular. Este exceso de piel "colgante" se manifiesta en cara, cuello, mamas, cara interna de brazos, abdomen, cara interna de muslos y glúteos.
 
Si has perdido gran cantidad de peso tras una dieta o después de una cirugía de By-pass gástrico y tu estado de salud es bueno, eres un buen candidato para esta cirugía y por tanto, podrías considerar esta intervención.
 
Esta cirugía, además de reducir el exceso de piel sobrante, proporciona tono, tensado y equilibrio a los relieves corporales. El paciente debe saber que, aunque quedan algunas cicatrices largas, éstas se ubican en zonas que la ropa interior puede cubrir. De todos modos, la cicatrización de esta cirugía en general es muy buena, pues no hay tensión de los bordes de la herida, uno de los factores que causan cicatrices gruesas o hipertróficas.
 
En algunos casos, de acuerdo a las necesidades del paciente y su estado de salud, pueden realizarse todos los procedimientos necesarios en dos cirugías. Esto es evaluado por el cirujano plástico buscando favorecer tu comodidad.
 
Algunas personas vuelven a su trabajo en unas dos semanas, mientras que otras precisan 3 ó 4 semanas de reposo y recuperación. Esto depende del tamaño de la intervención quirúrgica realizada así como del estado de salud del paciente. 
 
Para recuperarse pronto, puedes ayudarte por medio de ejercicio físico antes de la cirugía. Si no practicas regularmente un deporte o actividad física, debes realizar un programa de ejercicios para reducir las posibilidades de inflamación, de formación de trombos venosos y para tonificar los músculos. No obstante, los ejercicios fuertes deben evitarse hasta que uno se sienta cómodo. 
 
Respecto a las cicatrices, durante los primeros 3 a 6 meses son notorias, de color rojo-vinoso. Tendrá que esperar entre 9 meses y 1 año para que la cicatriz se aplane y aclare. El cuidado especializado de nuestro equipo de trabajo, hará que las cicatrices queden casi imperceptibles.
 
Con la Dra Nora Sánchez. puedes realizar este procedimiento gracias a su experiencia y amplios conocimientos en cirugía estética y reconstructiva. Pide tu cita de valoración, te esperamos.