martes, 30 de agosto de 2016

Asimetría mamaria, buscando la armonía de tus senos


En nuestra sociedad,  la cirugía estética de mama, ocupa cada vez un lugar más preeminente debido a  razones laborales y/o sociales. Sin embargo en otras ocasiones, la cirugía estética de la mama no siempre va encaminada a la mejora estética, sino que va dirigida a mejorar la morfología de determinadas malformaciones congénitas como ocurre en la asimetría mamaria. 

Generalmente, existen ligeras diferencias en los pechos de la mujer que no tienen ninguna preocupación, pero cuando las diferencias son mayores a una talla de copa del sujetador, pueden causar algún tipo de trastorno psicológico, particularmente durante la adolescencia, cuando el cuerpo está tan cambiante. 

Existen sujetadores con almohadillas que pueden hacer que la asimetría sea un problema menor, aunque cuando la asimetría mamaria es visible, y persistente, se debe buscar ayuda de un especialista y realizar una evaluación adicional.
 
Cuando debemos considerar la Asimetría Mamaria
 
·         Cuando las mamas muestran un tamaño desproporcionado y diferente.
·         Cuando la arquitectura de las mamas es diferente.
·         Cuando una de las mamas muestra una caída o ptosis diferente.
 
Siempre  es  recomendable la realización de una mamografía a fin de descartar   la existencia de un cáncer de mama, además, la mamografía  nos revela la composición de la mama, antes de realizar la cirugía. La composición puede ser de predominio graso, glandular o mixto.
 
Dependiendo del grado de asimetría mamaria, pueden llevarse a cabo diferentes tratamientos, así como una un aumento de senos con implante, una elevación mamaria, mastopexia o reducción mamaria.
 
En consulta podemos revisar tu caso y encontrar la solución adecuada. Te esperamos 

viernes, 12 de agosto de 2016

Aumento de Glúteos, verte bien y sentirte más bella!!

Lipoinyencción Glútea

Una de las operaciones de cirugía estética que mayor popularidad está ganando, tanto entre hombres como entre mujeres es el aumento del tamaño de los glúteos. Esta intervención conocida como gluteoplastia, logra mejorar radicalmente el aspecto de dicha zona, consiguiéndose tanto un incremento de volumen, como una forma más esbelta.

Consiste en la extracción de grasa corporal de otras zonas del propio paciente, que posteriormente se inyectará en los glúteos, dando la forma y volumen deseados. Una pequeña parte de la grasa inyectada será absorbida por el propio organismo del paciente, quedando el resto integrada en el músculo de manera permanente. Este procedimiento permite obtener resultados muy naturales, siendo una gran opción para todos aquellos que no deseen utilizar prótesis de silicona, eliminando así la posibilidad de rechazos, encapsulamientos, o asimetrías. 

Tras la intervención, es preciso seguir unas precauciones para evitar cualquier complicación. De esta manera, durante el primer mes es necesario utilizar de manera continuada una faja elástica de sujeción, destinada a mantener la forma del glúteo. Durante la primera semana, además se deberá evitar sentarse directamente sobre la zona. Del mismo modo, durante este tiempo, es aconsejable dormir boca abajo. Por supuesto, como en cualquier otra operación, es necesario extremar la higiene, en la zona intervenida, con el fin de evitar una posible infección.
Se aconseja limitar cualquier tipo de actividad hasta durante dos semanas después de la intervención.


El paciente deberá abstenerse por completo de levantar objetos pesados, niños o mascotas.


Durante los tres meses siguientes a la operación, el paciente debe limitar sus actividades deportivas.


Avise inmediatamente a su médico si el vendaje se torna muy manchado, si presenta fiebre, enrojecimiento o malestar