viernes, 9 de diciembre de 2016

Cuida tu figura en navidad

En estas hermosas fiestas de fin de año reina la felicidad y la abundancia en la comida, la bebida y la diversión. Sin embargo, ninguno de nosotros queremos aumentar esos kilos de más que después son tan difíciles de bajar, sólo por excedernos durante unos pocos días.

Entonces, vamos a reforzar la diversión y a fortalecer la alegría que debemos compartir en estas fiestas sin que después tengamos que lamentar intoxicaciones alimenticias, malestares gastrointestinales y un aumento de peso indeseado. Para lograrlo, sigamos las siguientes recomendaciones:

-      No olvidar: lo primero que debes hacer el día de las celebraciones es no olvidar todo lo que ya conoces acerca de una dieta saludable. Empieza por no saltar comidas, realizar el desayuno, comer despacio, masticar bien los alimentos y disfrutar de los sabores que estas fiestas pueden ofrecerte, al igual que de la compañía y afecto de tus seres queridos.
-   Calma tu apetito: para acercarnos al momento de la gran cena o la enorme comida, es importante que comiences con menos hambre, de esta forma el control será mayor sobre todo lo que ingieres. Para eso, es útil que antes de este momento ingieras una gran ensalada de vegetales frescos o frutas y un vaso de agua.
-   Controla las porciones: para controlar mejor las raciones a consumir, lo ideal es que se sirva una vez por cada plato y en cada uno de ellos, los protagonistas sean alimentos sanos y poco calóricos, como ensaladas, frutas y hortalizas. Es decir, si de plato principal hay pavo con guarniciones varias, escoge para llenar la mitad del plato de vegetales, después pon una presa de pavo sin piel, y un poco de guarniciones adicionales. También debes controlar las las porciones de postres o dulces: no hace falta que pruebes todos y que repitas hasta la infinidad, con sólo ingerir un pequeño bocado de dos de los dulces navideños que más te apetecen ya será suficiente.
-    Modera las calorías líquidas: Presta atención a las bebidas que consumes, pues entre su aporte de alcohol y su porción azucarada, podemos aumentar significativamente las calorías ingeridas. Puedes dejar las bebidas alcohólicas sólo para el momento del brindis y evitarlas el resto del tiempo, o en últimas, consumirlas con moderación. Intenta no sobrepasar 3 copas de champaña en una noche y durante la cena, recurre a las opciones sin calorías, sobre todo, al agua.
-      Desvíe su atención: que la comida no sea el centro de atención. Lo que verdaderamente importa es el reencuentro con tus familiares y seres queridos en estas celebraciones. Conversa, comparte experiencias y fotografías de lo realizado en el año, comparte tu amor y agradecimiento a tus amigos y familiares en lugar de estar todo el tiempo pendiente de qué comer.
-    Actividad: sumar actividades físicas como parte de la celebración es un buen recurso para incrementar el gasto calórico y despejar nuestra vista de la comida para reducir su ingesta. Puedes salir a caminar, organizar algún juego que implique ejercicios físicos y puedas compartir, o simplemente, dar un paseo para disfrutar de esta temporada junto a tus seres queridos.
Siguiendo estos consejos evitarás subir de peso (y bajarlo difícilmente después), y podrás prevenir malestares gastrointestinales, pesadez, intoxicaciones u otras afecciones que suelen aparecer tras una comida copiosa y abundante. Por amor a tu cuerpo y a tu salud, practica estas recomendaciones!!!