domingo, 15 de enero de 2017

¿Liposucción o Abdominoplastia? ¿Qué será mejor para mi?

Las intervenciones de liposuccion o abdominoplastia permiten mejorar el contorno abdominal. Ambas opciones ayudan a hombres y mujeres a restaurar su aspecto. Como veremos a continuación, la liposucción elimina sólo el exceso de grasa, mientras que con abdominoplastia tratamos la grasa, la piel y los músculos.


Un estilo de vida sedentario o una mala alimentación con el tiempo pueden ocasionar un aumento de peso importante. Tanto hombres como mujeres acumulan grasa en la barriga con facilidad. En el caso de la mujer, además cada embarazo estira la piel y los músculos de tal forma que puede ocasionar cambios permanentes. Las posibles secuelas son: depósitos de grasa persistente, estrías, cicatriz de cesárea, exceso de piel, músculos abdominales estirados o separados.

Por estos motivos tratamientos como la liposuccion o abdominoplastia se sitúan entre las operaciones de cirugía estética más solicitadas.

¿QUÉ ES MEJOR LIPOSUCCION O ABDOMINOPLASTIA?

Cuando la dieta y el ejercicio no son suficientes para alcanzar nuestro objetivo, la cirugía estética puede ayudar. Hay dos opciones que consiguen remodelar el contorno corporal: liposucción o abdominoplastia. ¿Cuál es mejor? depende de cada situación. 

La liposucción es la mejor solución cuando el problema es únicamente un exceso de grasa. El paciente presenta un buen todo de piel y el músculo está en buen estado, así que sólo debemos eliminar esa grasa abdominal que se resiste. Es un tratamiento más sencillo que se realiza mediante pequeñas incisiones para aspirar las grasa.

En cambio la abdominoplastia es más adecuada cuando el paciente tiene un exceso de piel o los músculos estirados. En estos casos si sólo hacemos una liposucción no vamos a conseguir un vientre plano. Es necesario reparar los músculos y quitar la piel que sobra para conseguir el mejor resultado.

¿ABDOMINOPLASTIA O MINI ABDOMINOPLASTIA?

La abdominoplastia es una procedimiento más extenso donde tratamos todo el abdomen. No es un tratamiento para adelgazar, sino para eliminar depósitos de grasa, estirar la piel y la pared abdominal. Al reforzar la estructura muscular tras la recuperación el paciente tendrá un vientre más firme y plano.

En aquellos casos donde detectamos que el problema está localizado sólo en la parte inferior del abdomen, por debajo del ombligo, nos podemos plantear una mini abdominoplastia. Es un procedimiento más sencillo y rápido, mediante una incisión más pequeña, y con unos tiempos de recuperación más cortos.

Las dos opciones en manos de un especialista en cirugía estética pueden lograr resultados definitivos, siempre y cuando mantengamos un estilo de vida saludable.

RESULTADOS DE ABDOMINOPLASTIA Y LIPOSUCCIÓN

Los resultados de abdominoplastia y liposuccion abdominal son apreciables desde las primeras semanas. Tras una liposucción podremos hacer vida normal en pocos días, en el caso de la abdominoplastia harán falta varias semanas.

Ambas intervenciones nos permitirán volver a disfrutar la satisfacción de tener un viente plano. Adicionalmente la liposucción puede reducir el tamaño de las cicatrices o las estrías. La abdominoplastia en cambio puede hacer hacer desaparecer la cicatriz de cesárea y las estrías en la parte inferior del abdomen.

Si te interesan estos tratamientos ahora puedes consultarnos. Tu caso será evaluado personalmente

lunes, 2 de enero de 2017

Alimentos ricos en fibra para tu postquirúrgico

 La fibra ayuda a eliminar el exceso de sustancias alimenticias necesarias para el organismo, contribuye a aumentar el volumen del contenido intestinal y a facilitar algunas funciones digestivas.
Por su parte, el potasio es un mineral esencial para nuestro cuerpo, trabajando de forma activa para mantener nuestros músculos de forma adecuada, promoviendo el desarrollo celular, regulando la cantidad de agua presente en las células e interviniendo en la construcción de las proteínas presentes en el organismo.

Algunos alimentos que podemos consumir ayudando a mejorar nuestra vida diaria:

BANANO: Es importante en nuestra alimentación ya que es una gran fuente para reponer energía y una fuente de potasio,la fruta tiene aproximadamente 422 miligramos de potasio, aproximadamente 11 % del total de 4.700 miligramos que los adultos deben consumir diariamente.

TOMATE: Una taza de tomate contiene más de 800 miligramos de potasio. Puedes consumirlo en ensaladas, cremas y otras presentaciones. 

FRJOLES: Además de la variedad de proteínas y fibras, los frijoles también son ricos en potasio. Los frijoles blancos, por ejemplo, tiene 1.189 miligramos en una taza, mientras que el carioca tiene 707. Las lentejas contienen 791 miligramos en una taza de productos.

Alimentos ricos en fibra:

PERA: Como con la mayoría de las frutas con piel comestible, las peras son muy nutritivas y ricas en fibra. Para integrar mejor la pera a su dieta es bueno saber su valor energético cada 100 gramos: calorías 59, fibra 2.2 gr, potasio magnesio 150, vitamina c magnesio 6. Hay varias formas de cocinar la pera para que la disfrutes de diferentes maneras.

FRUTOS SECOS: No contienen colesterol y si un gran número de nutrientes esenciales. También son una gran fuente de vitaminas.

FRAMBUESAS: Además de deliciosas, son una buena fuente de fibra. Una taza de frambuesas contiene 6 gramos de fibra. Contiene también 54% de su cantidad diaria de Vitamina C. Se pueden servir crudas o cocidas. Puedes agregar frambuesas cocidas al yogur, asi como también, triturarlas y hacer un rico licuado.

En general las frutas y verduras crudas, así como la avena, contienen gran cantidad de fibra, indispensable para tu cuerpo. ¡Come saludablemente y haz que esto se convierta en parte de tu estilo de vida!

¡Qué debo saber para mis cuidados después de la Abdominoplastia?

Al final de la Cirugía se coloca un vendaje compresivo que se retira a las 24 horas. También se colocan dos drenajes para permitir la salida de serosidad o pequeñas cantidades de secreción “sanguinolenta” que se retiran a las 48 horas.

Después de retirar el vendaje compresivo se coloca una faja especial. Esta debe usarse constantemente en las primeras ocho semanas, tanto de día como de noche, pudiendo retirarla por breves períodos de tiempo para aliviar la sensación de presión constante.

Las suturas se retiran entre la primera y la segunda semana después de la Cirugía.

Debes saber que después de una abdominoplastia es normal presentar:

-    Dolor leve a moderado que puede aparecer en el post-operatorio inmediato, pero que será aliviado con analgésicos. En caso de que el dolor presente mayor intensidad, debes avisar a la enfermera para que se lo comunique al médico y tomen medidas para aliviarlo.

-    Pequeño sangrado y/o secreción sero-sanguinolenta por la incisión (sólo en las primeras 48 horas)

-    Pequeño aumento de la temperatura (hasta 38ºC) (sólo en las primeras 48 horas)

-    Pequeña hinchazón (edema) en el abdomen y la región pubiana. Este disminuye gradualmente, desapareciendo alrededor de la tercera semana.

-    Pequeñas áreas de equimosis (moretones) en la región abdominal, que desaparecerán gradualmente alrededor de la cuarta semana.

-    Sensibilidad del abdomen que disminuye en el post-operatorio y va normalizándose progresivamente.

Para cuidarte y recuperarte pronto:

-    Duerme o descansa de espalda, con la cabeza ligeramente elevada y las piernas flexionadas,
colocando almohadas debajo de las rodillas.
-    Camina en ciertos periodos de tiempo según lo indicado por tu cirujano, man­teniendo siempre el cuerpo ligeramente flexionado para evitar tensión en la cicatriz.
-    Evita mojar el apósito (banda protectora), mientras no se retiren las suturas. Después podrás ducharte siempre que después seques perfectamente los apósitos con aire frío.
-    No realices actividades o ejercicios fuertes o violentos durante ocho semanas.
-    Evita esfuerzos abdominales durante seis semanas. 
-    No conduzcas vehículos hasta después de cuatro semanas.

Y lo más importante, mantén siempre una actitud positiva. No te sientas enferma, sólo estás en un proceso de embellecimiento. Quedarás hermosa y tu abdomen quedará espectacular. 

Beneficios de realizarme una Lipoescultura

Te contamos los principales beneficios de esta cirugía:

1. Beneficios para la Salud

La eliminación de grasa tiene efectos positivos en su salud y bienestar en general ya que reduce las probabilidades de sufrir enfermedades cardíacas, diabetes, colesterol y ciertos tipos de cáncer. La lipoescultura ayuda a eliminar hasta 10 libras de grasa localizada.
2. Eliminación de Grasa

Todas las células del cuerpo cumplen una función y los depósitos grasos están diseñados para almacenar la energía de los alimentos que comemos. Este sirve como una fuente de combustible en cualquier caso que el cuerpo necesite resistencia. Los depósitos grasos se depositan en partes del cuerpo específicas como las caderas, los senos, la cintura, etc. Por ello, la lipoescultura ayuda a eliminar los depósitos grasos no deseados que se acumulan con el paso de los años, dándole un mejor aspecto al cuerpo.

3. Beneficios Estéticos

Las zonas del cuerpo que se resisten al ejercicio o dietas se benefician con esta cirugía. El moldeamiento del cuerpo permite dar un mejor aspecto a la piel, logrando que ésta se vea sana y cuidada.

4. Eliminación de Celulitis

La celulitis es causada por células grasas que atraviesan los tejidos del colágeno formando hoyuelos pequeños en bastante cantidad, popularmente llamada piel de naranja.
La aparición de la celulitis no depende del peso o salud sino de la edad. Generalmente aparece en mujeres que han sido mamás. En hombres aparece con menos frecuencia. La lipoescultura ayuda en gran parte a resolver este problema.

En conclusión, podemos decir que tanto tu salud y como tu apariencia física se ven beneficiadas con la lipoescultura. Te recomendamos adquirir buenos hábitos alimenticios y una rutina de ejercicios, que puedas cumplir siempre, para convertirlos en un hábito, antes y después de tu cirugía, pues son muy importantes para mantenerte saludable y así mantener el resultado.

Si has perdido gran cantidad de peso o después de tu embarazo tu abdomen queda con cambios en la textura de la piel como estrías y flacidez de la piel y los músculos, te recomendamos que además de tu lipoescultura, consideres la posibilidad de una abdominoplastia.




Trabaja en tu cuerpo física y mentalmente, siempre puedes lograr los cambios que te propongas de la mano de un cirujano plástico certificado y experto.