lunes, 27 de febrero de 2017

Conoce más acerca del Ácido Hialurónico

El paso del tiempo se traduce en la aparición de líneas de expresión alrededor de los ojos, de la boca, en el entrecejo, en las comisuras labiales o en los surcos nasolabiales. Además, la edad pone de manifiesto también otros problemas que afectan a la armonía estética de la cara, como la pérdida de volumen en labios y pómulos.

Los rellenos faciales forman parte de un tratamiento médico rápido que se realiza mediante infiltraciones, generalmente de ácido hialurónico, sustancia que se halla presente en el cuerpo humano de forma natural y contribuye a hidratar y a dar volumen a la piel.

Los rellenos dérmicos basados en ácido hialurónico son sustancias seguras y reabsorbibles cuyos efectos estéticos son reversibles. Los pliegues y depresiones del rostro, con la aplicación de estos implantes, recuperan volumen de una forma rápida y segura.

¿Para qué se utiliza?

Sus aplicaciones en estética son múltiples, no sólo se utiliza para eliminar arrugas, sino para reponer volúmenes perdidos, para reestructurar contornos faciales y para mejorar la calidad de la piel. Por sus características hidrofílicas es un magnifico aliado en la revitalización facial por sí solo o bien asociado a otros nutrientes. En las capas profundas de la piel el ácido hialurónico no sólo suaviza las arrugas, sino que aporta luminosidad recuperando la elasticidad perdida con el paso del tiempo. Y todo ello de manera natural, casi indolora y permitiendo reincorporarse a la vida normal de manera inmediata.

¿Por qué sus resultados son tan buenos?

La integración del ácido hialurónico en los tejidos es perfecta, superior a otros rellenos dérmicos por su capacidad de mejorar la calidad de la piel. Además, las nuevas técnicas de aplicación y un mejor conocimiento del proceso de envejecimiento del tejido permiten a los expertos abordar las necesidades de manera más efectiva y con resultados más naturales.

¿Tendré que pasar por quirófano?

Su aplicación no requiere cirugía, el procedimiento es muy sencillo y se realiza en la consulta. Además permite incorporarse a la vida normal de inmediato.

¿Una vez inyectado no hay solución?

Esto es rotundamente falso, existen tratamientos que anulan el efecto y por consiguiente es el especialista quien debe valorar y realizar un correcto uso.

¿Cuánto duran los efectos?

Sus resultados pueden durar hasta 18 meses dependiendo del tipo de piel y de los hábitos de vida.

miércoles, 22 de febrero de 2017

¿Cómo no engordar de nuevo después de tu Lipoescultura?


Si estás pensando en realizarte una liposucción o un tratamiento similar, seguro que no quieres tener que pasar por el mismo proceso un año después. Para que este proceso sea totalmente efectivo, debes de continuar con tu vida con una dieta correcta y una rutina de ejercicio saludable que te ayude a prevenir el aumento de peso y reduzca la necesidad de otra cirugía. Si quieres unos resultados positivos a largo plazo, tienes que estar dispuesto a realizar estos cambios.

Un plan de alimentación bien equilibrada promueve la salud del corazón y proporciona a los músculos los nutrientes necesarios para tu día a día. Eso sí, ten cuidado con las dietas extremas que limitan mucho tus opciones para comer. Come porciones pequeñas durante el día y evita los alimentos excesivamente procesador para mantener tu peso con facilidad. Una dieta compuesta por los siguientes alimentos puede ayudar a mantener los resultados después de la liposucción:

Proteína magra, entre los cuales está: el pavo, carne blanca como el pollo, pescado, etc.
Granos enteros como el arroz integral y la avena.
Vegetales de hojas verdes.
Fruta fresca y frutos secos.
Grasas saludables como el aceite de oliva 
Alimentos a base de soya
Complementos alimenticios

Un buen asesoramiento nutricional puede ayudarte a tomar el control de tu comportamiento alimenticio y evitar caer en hábitos poco saludables para que no tengas que preocuparte de volver a ganar el peso perdido con la liposucción.

Que alimentos debo evitar para no perjudicar mi postoperatorio de cirugía

Dado que el procedimiento de la liposucción, como cualquier otra intervención, es un proceso agotador para el cuerpo, necesitas planear bien tu alimentación. Así, tus músculos y tu piel pueden curarse correctamente durante el periodo de recuperación. Tu cuerpo necesitará proteínas para generar nuevas células y comer alimentos ricos en proteínas puede ayudar a mantener tu fuerza y recuperarte rápidamente. Como es posible que no seas capaz de hacer ejercicio durante unas semanas, intenta permanecer en un rango adecuado de calorías. Algunos alimentos valiosos para tu recuperación son:

Batidos de proteínas
Yogures
Smoothies
Puré de manzanas
Arroz
Avena
Verduras al vapor

Por el contrario, hay una serie de alimentos que deberías restringir:

Los alimentos salados no se recomiendan durante tu recuperación tras una operación. Sus altos niveles de sodio pueden promover la inflamación en tu cuerpo y retrasar este proceso. Deberías limitar o restringir la sal durante al menos dos o tres meses tras la cirugía. En lugar de utilizar sal, intenta incorporar hierbas y especias a la comida, como la cebolla, los dientes de ajo, canela, albahaca, orégano y perejil.

También deberías limitar o restringir el consumo de alimentos con azúcar después de la liposucción. El consumo de alimentos azucarados puede resultar en un aumento de peso totalmente innecesario en este momento. Además, la mayoría de alimentos azucarados no contienen la suficiente cantidad de vitaminas, minerales y otros nutrientes esenciales para tu recuperación.

Finalmente, no deberías consumir bebidas alcohólicas, incluida la cerveza, el vino y el licor, al menos durante las 24 horas posteriores. Puede ser que tu médico te recomienda limitarlo durante más tiempo, sobre todo si te receta algunos medicamentos que pueden interactuar negativamente con el alcohol. Es muy importante la ingesta de líquidos durante este proceso así que intenta beber mucha agua, jugos de frutas naturales y tés de hierbas.

miércoles, 15 de febrero de 2017

¿Cómo es el post operatorio de una Abdominoplastia?

Terminada la operación de abdominoplastia, comienza el postoperatorio. Una vez que el paciente sale del hospital iniciará la recuperación en su hogar, siguiendo nuestras indicaciones

La mayor o menor rapidez de la recuperación está directamente relacionada con el estado físico que la persona tuviera antes de la operación. Y es que, la práctica de ejercicio, es importante para acelerar el proceso de recuperación tras una abdominoplastia, reducir la inflamación y prevenir la formación de coágulos sanguíneos. Por lo que la actividad física es importante antes y después de la intervención.

Abdominoplastia: Primeros cuidados

Cuando concluye la operación se cubre la zona con una prenda compresiva que proteja la zona de golpes y roces y ayude a reducir la inflamación. Esta faja deberá utilizarse las 24 horas del día durante cuatro semanas aproximadamente. Solo la podremos retirar para las curas, ducharnos y recibir masajes postoperatorios.
Pasado este tiempo, el uso de esta prenda se limitará a aquellos pacientes que se sientan más confortables con ella, de manera intermitente a lo largo del día.

Es importante que esta prenda se utilice el tiempo prescrito por el cirujano plástico ya que podríamos retrasar la recuperación.

Durante el postoperatorio es frecuente sentir tensión abdominal cuando estamos con la espalda totalmente recta. Podemos aliviarla con posturas semi-acostadas para dormir e incluso para sentarnos.

La circulación sanguínea se resiente, por lo que es probable que perdamos sensibilidad en la zona central y baja de nuestro abdomen de manera temporal. Transcurridos unos meses, la recuperación de la sensibilidad es completa.

Al paciente se le aplicarán los tratamientos para reducir la cicatriz, que se consideren más adecuados para su piel y edad, y que son determinantes para obtener una cicatriz lo más discreta posible.
 

Abdominoplastia: Cuidados en el post operatorio

La persona que se haya sometido a una operación de abdominoplastia debe tener en cuenta los siguientes cuidados durante el postoperatorio:
•         Es conveniente realizar ejercicios suaves, que no requieran esfuerzo. Por ejemplo, caminar.
•         Se puede incorporar al trabajo desde el momento en que se retiran los drenajes (7 días tras la operación), siempre y cuando la actividad no requiera actividades físicas intensas. Si es así, habrá que estudiar su caso personalmente para ver cuánto tiempo de baja necesita.
•         No se debe fumar antes, durante, ni después de la abdominoplastia, pues el tabaco dificulta la oxigenación y la llegada de nutrientes a la piel de la zona operada ralentizando la regeneración del tejido y, por ello, la cicatrización.
•         Hay que comer ligero varias veces al día en pequeñas cantidades. Así evitaremos tensión en el abdomen.
•         Durante el tiempo que se use la faja compresiva hay que hidratar la zona con cremas o aceites apropiados. De esta manera, la piel no se resecará