lunes, 11 de diciembre de 2017

La importancia de los cuidados post quirúrgicos

Los cuidados post-quirúrgicos son fundamentales para el éxito de una cirugía Plástica y estos son parte de las obligaciones del paciente que se opera. Algunas parecen obvias pero es cierto que son cruciales a la hora de tener cuidado para obtener unos resultados óptimos.

1. Hay que tratar de ser un paciente saludable y tratar de cambiar aquellos hábitos que pueden perjudicar nuestro cuerpo, por ejemplo evitar el tabaco  desde antes de la cirugía!.

2. Selección de aquellos pacientes que tienen factores de riesgo como puede ser un sobrepeso u otras enfermedades que pueden comprometer la recuperación. En algunos pacientes ciertas intervenciones pudieran no estar indicadas según su historial médico concreto.

3. No faltar a las citas programadas por su cirujano plástico pre y post operatorias e informando sobre las preocupaciones y dudas. Preguntar
no cuesta nada y puede despejar dusdas.

4. Los Cirujanos Plásticos , le piden leer y firmar el CONSENTIMIENTO INFORMADO, este documento es muy importante que usted lo entienda y tenga claro cuáles son las responsabilidades del Médico y de usted como paciente.

5. Seguir las instrucciones del cirujano plástico al pie de la letra, en lo que esta y no está permitido hacer (mucho cuidado por las recomendaciones de amigas y familiares )

6. Organizar la vida personal y laboral en los primeros días de la intervención, así no interrumpimos nuestra recuperación por atender cosas de “Ultima Hora”.

7. Comer adecuadamente siguiendo las instrucciones del Cirujano Plástico, evitar el alcohol, cigarrillos y estupefacientes antes y después de una cirugía.

8. Usted debe siempre exigir que lo examine un Cirujano Plástico en los controles post-operatorios, ser valorados por otro personal sanitario es peligroso debido a que este no identifica, señales precarias de complicaciones.

9. Coordine con su cirujano la forma de contacto en caso de una emergencia o complicación, sobretodo en las primeras 48 horas.

10. Acá predomina siempre el sentido común, dude de lo barato, detecte cuando evaden o disfrazan sus preguntas. Consulte que su cirujano plástico sea certificado por la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica. 

lunes, 4 de diciembre de 2017

Entendiendo la Cirugía Plástica

La Cirugía Plástica Estética trata la causa de aquellos malestares que tienen su origen en cualquier alteración o deformidad física, procurando la satisfacción y el equilibrio del individuo con su propio cuerpo. Es decir, interviene sobre las formas naturales del cuerpo con el objeto de mejorarlas, embellecerlas o rejuvenecerlas.

Si por una parte creemos que la Cirugía Estética responde a unas determinadas demandas de la población, no por ello podemos pensar en extender su utilización indiscriminadamente. Sólo cuando el testigo de la balanza entre los beneficios y los riesgos se inclina por los primeros se justifica la intervención quirúrgica.

Minimizar los riesgos a través de exámenes preoperatorios rigurosos, un equipo quirúrgico bien preparado e instalaciones adecuadas es responsabilidad del cirujano. Es a él a quien cabe escoger, no sólo la técnica quirúrgica e ser empleada, sino también, e incluso, al propio paciente. Digo esto porque no es infrecuente encontrarnos con pacientes que presentan expectativas irreales y que no se beneficiarían con el buen resultado por mejor que ésta haya sido. Como es de imaginar, ante la frustración de ambos, paciente y cirujano, es mucho mejor evitar la intervención.

Por otra parte, y en última instancia, nos podemos preguntar cuál es la finalidad de la Cirugía Estética, pues, si se entiende perfectamente la función de la Cirugía Reparadora, destinada a corregir los defectos manifiestos, tan crueles para quien los padece, puede ser más difícil aceptar una cirugía que tiene como fin el bienestar, la belleza, la perfección, la juventud…

Cuando nuestra imagen exterior no encaja con la otra imagen, la interior, la del deseo, la que creemos se corresponde con nosotros mismos; cuando un defecto significa infelicidad, vergüenza, malestar, insatisfacción,… por qué no remediarlo, por qué tenemos que sufrirlo como si fuese un estigma ineludible? Todo ser humano, es más, todo ser, tiende al equilibrio. La Cirugía Plástica puede ayudar, en determinados casos, a recuperar dicho equilibrio.