martes, 6 de marzo de 2018

Todo lo que debes saber acerca de la ABDOMINOPLASTIA

Es un procedimiento quirúrgico que consiste en la reconstrucción de las paredes del abdomen y ayuda a recuperar los músculos separados o debilitados.

El objetivo de la cirugía de abdomen es retirar el exceso de piel en esta área remodelando también la cintura y el tronco del cuerpo. 

El cirujano, eliminará el exceso de grasa y piel flácida que tenga tu vientre y haciendo un trabajo especializado para crear una visibilidad de tonificación muscular. Recomendamos esta cirugía estética de abdomen si tienes la piel acumulada alrededor de la zona del ombligo.
Está indicado en personas, mujeres, sobre todo, cuyo abdomen presenta exceso de grasa y piel y cuyo músculo no tiene elasticidad. Es el caso de mujeres que han tenido varios embarazos y de hombres y mujeres que han adelgazado mucho peso y presentan un vientre así.

Para estas personas, lucir un abdomen firme hace la vida más cómoda, les evita las infecciones que se producen a veces debajo de los colgajos sobrantes de piel, les facilita su higiene personal, así como la realización de actividades físicas. Eso sin contar con el beneficio que supone tener una figura bonita y esbelta.

Esta técnica también suele ir acompañada de la liposucción, ya que se busca un vientre plano, pero sin grasa también en otras zonas como la espalda, cintura, cadera, brazos y muslos. Esto lo hace posible la liposucción.

Puedes considerar someterte a una abdominoplastia si:

-Tienes exceso de piel alrededor de la zona del ombligo
-Tienes debilidad de la pared abdominal inferior
-Hiciste una liposucción pero la apariencia del abdomen no mejoró
-Tuviste una cesárea y deseas mejorar la apariencia del abdomen o bien ocultar la cicatriz durante la cirugía.

No, la abdominoplastia no es para todos. El procedimiento no puede realizarse si:

*Te encuentras en una dieta estricta para perder una cantidad significativa de peso
*Consideras la posibilidad de un embarazo futuro
*Tienes una enfermedad crónica grave, como enfermedades cardíacas, diabetes o el síndrome del intestino irritable
*Tienes un índice de masa corporal  mayor que 40

¿Cuáles son los cuidados después de la abdominoplastia?

Los siguientes son los cuidados postoperatorios de un paciente sometido a una abdominoplastia:
La incomodidad y el dolor serán controlados con medicamentos.
La alimentación estará bajo un régimen de dieta blanda o la que el médico determine. Los alimentos más pesados se incorporarán progresivamente.
Se evitarán las actividades físicas y los movimientos bruscos.
Se mantendrá una correcta postura para una recuperación óptima.
Se respetarán las semanas de recuperación y de inactividad.
El paciente empleará una faja o banda, según determine el cirujano.
Las duchas no serán de píe, preferiblemente con el paciente sentado.
Se usará ropa cómoda y holgada.



Será necesaria una alimentación balanceada tras superar el tiempo de recuperación para mantener un peso saludable. La abdominoplastia perderá su efecto si esto no es respetado.

El paciente adoptará un nuevo estilo de vida con buenos hábitos alimenticios y de ejercicios. Aunque haya sido sometido a una cirugía de este tipo, no significa que su vientre no pueda volver a ser flácido, sobre todo si no se alimenta bien y no entrena.

Ventajas de la abdominoplastia

Mejora la apariencia de los músculos flácidos y estirados en la zona abdominal y elimina la piel que cuelga. Con los cuidados correctos, la nueva figura será sorprendente.
Los resultados serán permanentes con las atenciones postoperatorias adecuadas y con un correcto estilo de vida, uno que comprende comer bien y hacer ejercicios.

0 comentarios:

Publicar un comentario