jueves, 13 de septiembre de 2018

Cicatrización después de tu cirugía estética


El proceso de cicatrización tiene dos actores principales; por una parte el cirujano plástico que debe situar la cicatriz, si es posible, en el lugar menos visible realizando una cirugía precisa que facilite una correcta cicatrización; y por otra parte, el paciente que puede tener una mejor o peor cicatrización.

Algunas cicatrices como las que aparecen tras un lifting, por su situación (detrás de las orejas y en el cuero cabelludo), pasan totalmente desapercibidas, otras como las producidas tras una reducción mamaria o una abdominoplastia pueden ser escondidas por la ropa interior o el traje de baño, pero son visibles cuando la persona se desnuda.

EL PROCESO DE CICATRIZACIÓN.
La cicatrización es el mecanismo fisiológico de reparación de la piel, que produce hiperformación de tejido conjuntivo. La cicatriz es el resultado final de dicho proceso.
Su aspecto final tras la cirugía plástica depende de:

• La sutura realizada por el cirujano.
• Cuidados postoperatorios.
• Factores genéticos.
• La asepsia en la zona.
• La troficidad.
• Capacidad de regeneración de los tejidos.
• Lugar donde está ubicada la cicatriz.

Cuando el proceso de cicatrización se ha completado de forma normal, la cicatriz es una línea blanca, flexible, indolora, sin adherencias con el tejido subyacente; y según los procedimientos o su localización, casi imperceptible.
La cicatriz tiene un periodo de evolución que dura varios meses. La cicatrización aparente se produce dependiendo del espesor de la piel y tejidos durante los primeros 10 días. Existe un periodo inflamatorio que tiene su máximo a partir del día 20, con el máximo entre los días 40 al 50 mostrándose la cicatriz más roja y ancha, circunstancia que puede alarmar a los pacientes. Después de 60 días, esta inflamación disminuye. El periodo completo de cicatrización es de aproximadamente un año o año y medio aunque puede durar hasta dos o más en el caso de una cicatriz hipertrófica.

El proceso de cicatrización se ve perjudicado por:

• Fumar. El tabaco dificulta la correcta llegada de nutrientes a la cicatriz necesarios para la óptima cicatrización. Es recomendable que los pacientes dejen de fumar al menos 15 días antes de la intervención y no fumen durante como mínimo durante el primer mes.
• Deficiencias en la alimentación (déficit de proteínas y/o de vitaminas A ,C y E)
• Infección de la herida.
• Tensión en la cicatriz.